La zozobra de los viejos socialistas:

librado al "brazo secular" de la narcomafia

¡A este viejo socialista de antes de la guerra no se le ocurrió nada mejor que denunciar una banda de narcotraficantes que operaba en el bar de su casa, molestando a los vecinos!

¡Santa Inocencia! Este pobre anciano no se había percatado del famoso "cambio".

De que, en los 80, ser socialista no significaba ya estar del lado de los trabajadores (quitaron la "paternalista" estabilidad laboral), ni de los desposeídos ("Decreto Boyer" contra los inquilinos).

No. Con el cambio, ser socialista significaba defender la libertad sobre el propio cuerpo, ¿y cómo sería posible la libertad de drogarlo sin el narcotráfico?

Por favor, por favor, viejo socialista: ¿cómo vamos a colaborar contigo con denuncias tan fachas? ¡¡¡Vamos, hombre!!!
¡Hasta ahí podríamos llegar! ¡LIBERTAD!

Y sus despojos entregados a la libertad de especular:

Sí, amigos. Eso de estar del lado de los trabajadores y de los humildes era el transnochado socialismo de antes, ¡el del franquismo!
¡No debemos ser tan cavernícolas!

Ahora, ser socialista, ser de izquierdas, es no dejarse explotar. Y ¿qué mejor para no dejarse explotar que enriquecerse sin trabajar?

¡Nada de paternalismos! Que cada cual se gane su suerte. ¡Nada de moralismos, ni cristianos, ni ateos!

Ya era hora de que especular dejara de ser un negocio elitista. Ya era hora de que los trabajadores, los de izquierdas, los socilaista, pudiéramos especular como el que más (UGT dixit). Esto es democracia, y lo otro es elitismo y paternalismo.

Calumnias y sólo calumnias son las que dicen que tener carnet te salva de todo.

Tener carnet no te salva de nada si no estás al día. Hay que ser absolutamente moderno. Si no robas, por lo menos, deja robar. Si no traficas, como mínimo deja traficar. Si no, nos veremos obligados a demostrarte de lo que sirve tu viejo carnet y tus caducados méritos franquistas-paternalistas.

Que no te enteras. Que los favores no son acoger clandestinos en tu casa que no te dejan ni un duro. Si acogieras narcotraficantes, te harías rico y, encima, fardarías.

¡¡¡Desgraciado!!!

Nota del webmaster:
Estos hechos ocurrieron antes de que, a finales de los 80, muchos vecinos salieran a la calle, hartos de tantos atracos y de tanto espectáculo de "yonquis" y pidieran "MENOS POLÍTICOS Y MÁS POLICÍAS". La situación mejoró.

En el imaginario de los partidos, estas famosas "Patrullas ciudadanas" pasaron por ser bandas de "fachas" represores. Pero, en realidad, eran grupos de vecinos como este viejo socialista, con la ventaja de que eran muchos y no uno solo (que no puede hacerse ecuchar).

Este viejo socialista se encontró con Edip Rei en un mitin de Calvo Ortega (CDS, de UCD) en el Hotel Plaza de Barcelona, a principios de los 90.

Contra Franco luchábamos mejor:

Muchos no entendieron estas palabras de Vázquez Montalbán, cuando las pronunció ya hace un montón de años.
¿Cómo se podía luchar mejor contra Franco, si partidos y sindicatos eran ilegales, y podías ir a la cárcel por asociación ilícita?

Sí. En tiempos de Franco, podías ir a la cárcel muy fácilmente. Pero si ahora hay, de paso, 5 veces más presos que en tiempos de Franco, o Pitágoras miente o ahora es más de 5 veces más fácil ir a la cárcel que en tiempos de Franco.

Analizando en profundidad la aventura de este viejo socilista, podemos ver que Vázquez Montalbán tenía más razón que un santo.

Porque, sobre todo, las cosas estaban más claras: quienes detentaban el poder eran malos o, por lo menos, responsables de cuanto pasaba. Difícilmente podrían haber protegido tan descarada-mente el narcotráfico sin sufrir duras críticas.

Y nadie era un "facha" por intentar denunciar una mafia. Y un socialista estaba del lado de los trabajadores, y no de los especuladores. ¡Y mucho menos de las mafias!

En aquellos tiempos, los conceptos coincidían, aproximadamente, con lo que se explica en los libros, con lo que está escrito.

Y la represión política la aplicaba el mismo gobierno, sin delegarla a las mafias. Esto hacía posible, también, responsabilizarlo de aquella represión y considerarnos víctimas e, incluso, mártires de aquel gobierno opresor. Pero ahora, como nadie es responsable de nada, pues lo mismo da que te den un batacazo o que te lo des tú sólo por tonto.

Vivimos en un "Estado de hechos" y triunfar es lo que importa. No está nada claro qué es lo meritorio. Y respetar los derechos y las personas, desde luego que no lo es. ¿De qué sirve que partidos y sindicatos sean legales, si NO están a favor de los derechos de los ciudadanos?

¡24 años de Servicio Obligatorio sólo-para-varones testifica, por ejemplo, lo que vale el texto de la Constitución, que prohíbe toda discriminación por razónde sexo! ¡El resto no tiene por qué vales mucho más! ¡¡¡Cuánta caradura!!!
http://edipo.info