Olvido del derecho
y fracaso de
la transmisión generacional:

Cuando, en 1991, hicimos un peregrinaje de abogado en abogado intentando oponernos a la violación del derecho de los varones, especialmente de los niños, uno de ellos nos recomendó un libro que justamente trataba el tema del ataque a los niños y a los hombres, y la destrucción de su autoestima y de la transmisisón generacional: IRON JOHN, del poeta Robert Bly.

Este libro no trata el tema desde el punto de vista jurídico, como lo pretendíamos nosotros, sino desde el punto de vista de la vergüenza (inconsciente) que se le transmite al niño por el hecho de ser varón y las consecuencias que esta transmisión tiene: PASIVIDAD, INGENUIDAD e INSENSIBILIDAD.

A ello contribuye decisivamente la interrupción de la transmisión de valores padre-hijo y, en general, de los varones adultos a los niños, creándose un VACÍO en sus consciencias.

Este fallo crea un DECLIVE de la sociedad entera y un enorme incremento de la población penal.
En los Estados Unidos, este proceso se hizo inequívoco, como dice el autor, a partir de 1950.

La falta de "UNIÓN DE ALMA", como dice Robert Bly, sobre todo entre hombres de distinta generación produce este VACÍO en los jóvenes. Pero también es un ENGAÑO, pues ocultar la realidad a los jóvenes es una infide-lidad y una traición para con ellos, pues se les dejan de transmitir informaciones, y una formación, indispensables.

El fracaso de los jóvenes es el aumento de su mortalidad y de la población penal, pero también el fracaso del reemplazo generacional, de la natalidad y el peligro del colapso de la población.

IRON JOHN fue un best-seller en los Estados Unidos. Y estos fenómenos se corrigieron en los años 90. Pero, en España, este libro, y otros, fue boicoteado por los intelectuales y este proceso, entonces inicial, ha ido a más.

Documento elaborado en 1992 para explicar las razones para la fundación de la asociación contra la exclusión jurídica Edip Rei, complementario a sus ESTATUTOS

Inocentes engañados

Los hombres, engañados ya desde niños en su educación, creen que ES UN MÉRITO ESTAR CONTRA ELLOS MISMOS, como dice Robert Bly.

Pero la asociación Edip Rei concreta más esta actitud: creen que ES UN MÉRITO VIOLAR SUS PROPIOS DERECHOS. Y, evitentemente, los de los demás hombres.

El "Nuevo hombre", teóricamente sensible, "femenino", no está para nadie y quiere permanecer enfermo, como dice Robert Bly.

Esta actitud es tan general, que la propuesta de respetar sus derechos constitucionales APARECE COMO UNA INOCENTADA, como en la citada noticia del Día de los Santos Inocentes de 1993 (esta noticia fue incorporada posteriormente a la redacción de este documento, que data de 1992).

O sea, que los derechos constitucionales no son algo que alguien se tome en serio.

¿Los varones no necesitan sus derechos?

Comúnmente se piensa (en los raros casos en los que se piensa) que los varones NO NECESITAN sus derechos, que todo lo tienen más fácil que las mujeres, que todo les va bien y que no hay prejuicios ni discriminaciones contra ellos.

NO ES CIERTO: lo que ocurre es que son educados en este engaño. Pero lo que les espera no son facilidades, en relación con las mujeres.

Y su mayor mortalidad, índices de suicidios y comportamientos autodestructivos, encarcelamientos, caída en las drogas, etc., así lo insinúan.

(Ver Mapa temático => MUERTES => Ignoradas, España, Cataluña, Marvin Harris, etc.)

Y LO CONFIRMAN la falta de sensibilidad social y administrativa hacia estas destructivas desgracias.

Esta falta de interés, de sensibilidad, convierta nuestra sociedad en insensible, mentirosa y violadora de derechos, sobre todo a nivel de dirigentes.

Colapso de la población afectada

El fracaso de la educación de los varones, que no se quiere corregir, implica también problemas en las mujeres. Y no sólo porque los hombres que mueren jóvenes, los encarcelados, los autodestructivos no sirven de mucho para ellas. También es importante el hecho que las mujeres prefieran varones que tengan por lo menos su mismo nivel de formación.

El fracaso escolar masculino, que no se quiere corregir y que impunemente se atribuye a una inteligencia menor de los niños, hace que no haya hombres "idóneos" suficientes, como dice esta noticia sobre un estudio municipal.

Nacen más varones que mujeres, pero pronto su mayor mortalidad juvenil hace que haya más mujeres que hombres, diferencia que se incrementa con la edad.

La mujeres resultan, pues, perjudicadas, pero ¿quienes resultan beneficiados?

Evidentemente, los hombres supervivientes. De este beneficio nace toda la cultura de violación de los derechos de los niños, de los jóvenes y el olvido y hasta la creación de sus problemas.

 

Fracaso Interesado:

Por lo tanto, el fracaso masculino, sea escolar o en la juventud, en la entrada a la vida adulta, especialmente, ES INTERESADO, así como la muerte prematura de tantos y tantos jóvenes.

Muertes interesadas = asesinato

De ahí que pueda considerarse como un asesinato (político) de MUCHOS, tal como se simboliza en la Leyenda de Edipo con el conductor del carro que se le cruza, le insulta y ataca en el camino: POLIFONTES, literalmente, "ASESINO DE MUCHOS".

(Ver Mapa temático =>
Edipo: Leyenda =>
El carro del Estado,
El Asesino de Muchos

http://edipo.info