Divorcio entre CLASE POLÍTICA y ciudadanía

Cada vez más los ciudadanos se sienten traicionados por la "Clase política". Pero la desgracia es que esta traición no se concreta, hay división y confusión de opiniones.

¿Qué hace tan mal la "Clase política"? No responde a las espectativas de los ciudadanos, es evidente. Pero, estas espectativas, ¿son realistas?
¿Son consecuentes los ciudadanos con sus espectativas? ¿No hay ningún político que se esfuerce en cumplir con su trabajo? Se dice que sí, creemos que sí. Pero también se dice que estos políticos que se esfuerzan resultan también defraudados por el ambiente general de la poítica, en el que prima ante todo la lucha por los votos, la lucha partidista, el temor de dar ocasión al otro para que nos ataque, etc.Y este ambiente llena completamente el tiempo y acapara los esfuerzos, frena las iniciativas, calla las bocas... Así no se puede hacer nada bueno... o muy poco, muy torpemente, a una velocidad nada aceptable...

En estos chistes de Romeu y de Batllori podemos ver una convicción cada vez más arraigada de los ciudadanos sobre la clase política: ocultan la verdad, son oportunistas, demagogos, manipuladores y, sobre todo, mentirosos.

¿No han olvidado los políticos alguna herramienta, a la larga necesaria?

Sí, la han olvidado, la han despreciado, y es EL RESPETO POR LOS DERECHOS DE LOS CIUDADANOS. No respetar sus derechos es no respetarlos a ellos mismos.
Y ser mentirosos, pues se supone que estos derechos deben respetarse. Y todavía más mentirosos porque los políticos están contínuamente hablando del "Estado de derecho". Si no se respetan los derechos de los ciudadanos, no se les ama, y si no se ama a los ciudadanos, no se ama al país, y todo da igual, excepto el propio interés individualista.

Puede haber poíticos bien intencionados, que se esfuercen y sacrifiquen. Pero no hay buenos políticos, pues son violadores, por lo menos por omisión, de los derechos de todos y destructores, por lo tanto, de su propio país, del país y de las gentes que les han sido confiados.  http://edipo.info   Vivienda  El niño "loco"

Violación de los derechos de los niños: EDUCACIÓN
Pero todos contribuimos a la corrupción política.