Jacques Rueff es el pensador que más se aproxima a Edip Rei en su percepción de la realidad, sobre todo en su obra "LES DIEUX ET LES ROIS", que lleva como subtítulo "Regards sur le pouvoir créateur".
En este sentido, se le aproxima el filósofo actual José Antonio Marina, sobre todo en sus obras iniciales sobre la inteligencia destructora y creadora (Elogio y refutación del ingenio y Teoría de la inteligencia creadora)
La visión de Rueff también queda reflejada en la famosa trilogía de ciencia ficción "La Fundación y el Imperio" de Isaac Asimov, mucho antes de que la expusiera Rueff, y que dió origen al tema de la "Guerra de las galaxias".

Biografía: Nació en París en 1896 y murió en 1978, a los 81 años.
Fué uno de los más grandes hombres de Estado de Francia y de la preparación de la Unión Europea.

En http://www.curia.europa.eu/es/plan/index.htm nos dicen:

Nacido el 23 de agosto de 1896 en París; de nacionalidad francesa.

Interventor del Estado; miembro del Instituto de Francia; miembro extranjero de la Real Academia de Ciencias, Letras y Bellas Artes de Bélgica y de la Accademia Nazionale dei Lincei; profesor del Instituto de Estadística de la Universidad de París (1923 -1930); asesor en el gabinete de Poincaré, Presidente del Gobierno, Ministro de Hacienda (1926); miembro de la sección económica y financiera de la Secretaría de la Sociedad de Naciones (1927); agregado financiero en la Embajada de Francia en Londres (1930); profesor de la Escuela Libre de Ciencias Políticas (a partir de 1933); director adjunto de la Gestión de la Tesorería del Estado, Ministerio de Economía (1934); director de la Gestión de la Tesorería del Estado (1936-1939); consejero de Estado electivo (1976); subgobernador del Banco de Francia (1939).

Delegado adjunto en la primera y la segunda Asamblea de las Naciones Unidas (1946); miembro francés del Comité económico y laboral de las Naciones Unidas (1946); presidente honorario de la Sociedad de Economía Política de París y de la Sociedad de Estadística de París; presidente de honor del Consejo Internacional de Filosofía y Ciencias Humanas; juez del Tribunal de Justicia de la CECA desde el 4 de diciembre de 1952 hasta el 6 de octubre de 1958; juez del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas desde el 7 de octubre de 1958 hasta el 18 de mayo de 1962.

A raíz de la fundación de la V República , dirigió el comité de expertos designados por el general de Gaulle para preparar y aplicar el plan de reestructuración económica, una de cuyas medidas más espectaculares fue la creación de los nuevos francos. Desde 1962 hasta 1974, miembro del Consejo Económico y Social.

Gran Cruz de la Legión de Honor, miembro de la Academia de Ciencias Morales y Políticas, Jacques Rueff, que ocupaba el puesto de canciller del Instituto de Francia, fue nombrado miembro de la Academia Francesa el 30 de abril de 1964 para ocupar el sillón de Jean Cocteau, superando por 18 votos contra 6 al poeta André Berry. Su discurso de bienvenida (1 de abril de 1965) quedó a cargo de André Maurois. Falleció el 23 de abril de 1978.

En "LOS DIOSES Y LOS REYES", Rueff compara el mundo físico con el mundo social o político, en el sentido que grandes masas de individuos no tienen el mismo comportamiento que los individuos que las forman.

Por ejemplo, el comportamiento de millones de individuos inteligentes puede dar como resultado un comportamiento de conjuto totalmente estúpido y hasta autodestructivo. Si cada cual va a sus intereses particulares, puede que la sociedad se destruya.

Para que esto no suceda, es necesario crear una estructura que coordine los comportamientos hacia el bien del conjunto. Con esta estructura, creamos un ser superior, más amplio, compuesto por muchos seres integrantes de la misma manera que un ser pluricelular está formado por muchas células que tienen vida propia, pero que sin la coordinación de todas las células del individuo pluricelular difícilmente podrían sobrevivir. Y, desde luego, no podrían vivir en la Naturaleza, sino en un cultivo artificial, etc.

Por esta misma razón, las sociedades humanas deben estar organizadas, pues si cada cual va por su lado, no durarían mucho, como les ocurre a las células de un cadáver, que por falta de coordinación, van muriendo rápidamente, pues no les llega el oxígeno, los alimentos, la protección, etc.

En el mundo físico, también ocurre que el comportamiento de un número grande de partículas da lugar a un comportamiento de conjunto que sigue otras leyes, que no parecen figurar en las leyes que sigue cada partícula. Esto nos lo dice la Mecánica Estadística, que explica la Termodinámica a partir de las leyes de la Mecánica. Pero con la Mecánica Cuántica, Rueff descubre todavía más similitudes entre las leyes de la Física, de los dioses, y las de los reyes, las leyes de la sociedad humana.

Y es que la Teoría de los Quanta nos introduce una imprevisibilidad en el comportamiento de las partículas que se corresponde con la imprevisibilidad del comportamiento inteligente humano. Pero, si no hay coordinación, esta suma de comportamientos inteligentes/imprevisibles, dan lugar a un cmportamiento de conjunto nada inteligente y totalmente previsible, tal como lo es el comportamiento de una persona cuando muere. http://edipo.info