Estudio secuestrado

Cuando la realidad contradice el "Pensamiento Único" políticamente correcto, la realidad es eliminada sin explicación ninguna.

Así pasó con este estudio encargado por la administración misma a unos investigadores que, a pesar de ser de su misma ideología pedagógica, hallaron un resultado incompatible con una política "políticamente correcta".

En efecto: si los chicos van peor en todo que las chicas y la Ley Orgánica General de Educación, LOGSE, ordena corregir las desigualdades que aparezcan (cap. V), el resultado sería que la administración debería ayudar a los chicos, lo cual es inconcebible para el machismo actualmente imperante, que ordena siempre socorrer a la mujer, que, por lo tanto, siempre debe estar peor.

Por lo tanto, si los que están peor son los niños, la actuación de la administración no podría ajustarse al dogma de su Pensamiento Único, por lo que debe negar la evidencia científica, aunque se trate de la conclusión de sus propios investigadores, que obviamente, fueron fulminantemente despedidos sin explicación ninguna, y su investigación, secuestrada.

Dado que la administración tiene conocimiento de la creciente y enorme mortalidad de los inadaptados varones al dejar la escuela, esta violación de la ley contra los niños seguro que es, por lo menos, una negligencia criminal. Pero, como veremos, se puede calificar también de asesinato de muchos.

Evidentemente, el principio pedagógico adoptado es que los varones, a todas las edades, lo tienen todo más fácil, mientras que las chicas y los abusos que sufren por parte de ellos, son olvidadas.

Este principio "pedagógico" es político machista e ignora la realidad y el derecho.

La opinión expresada en La Vanguardia 2 días después nos ofrece una muestra de una "justificación" de este secuestro y del despido de los investigadores.

Podéis ver más detalles de la violación de los derechos de los chicos en la columna "EDUCACIÓN" del mapa temático:

http://edipo.info/mapatem.htm