Fracaso de los chicos:
SILENCIO

Algo que causa todavía pavor, incluso en los círculos más radicales y opuestos al sistema "bienpensante" es mencionar en serio las dificultades de los varones, aunque sea de los niños. Y todavía causa más pavor mencionar la violación sistemática de los derechos de estos menores de parte de la administración.

En la presente noticia de 1998, un profesor, amparado por los sindicatos más atrevidos contra el Sistema Educativo de fracaso seguro en Secundaria, el de la LOGSE, intentó denunciar la violación de las medidas de seguridad que la propia LOGSE exigía cuando los investigadores de la administración descubrieron que este sistema aumentaba la diferencia entre chicos y chicas, haciendo fracasar todavía más a los primeros.
(El caso se explica en La Vanguardia, 12 nov. 96 )

Como puede leerse en el artículo, también criticó esta Reforma el diputado Josep Bargalló (1), que luego fue Conseller de Educación, a pesar de que su partido está a favor de la Reforma.

Pues bien, el profesor sólo pudo empezar su comunicación, pues el tema que quería exponer, "El fracaso de los chicos", como dice el titular, causó tanta alarma entre los organizadores de las jornadas que le hicieron "terminar" con sólo haber empezado, a pesar de las protestas de los profesores del público, que querían saber qué había pasado con esta investigación secuestrada.

Es evidente que ninguna institución, ni partido ni sindicato, se atreve a tratar este tema, lo que permite, no sólo que el problema permanezca, sino que los derechos de los chicos sean violados impunemente por quienes deberían protegerlos y garantizarlos.

A continuación, el periodista menciona una noticia que confirma que el problema también se da en Inglaterra. Las noticias de Inglaterra se deben a que, en 1996 (THE TIMES, 1 NOVIEMBRE), la ministra de Educación, Estelle Morris, decidió romper el hielo sobre este problema tabú y empezar a preocuparse por los chicos.

Inglaterra había llegado a una situación límite, con estudiantes armados en los colegios, destrozos, clases que no se podían dar, el índice de población penal más alto de Europa, etc. Y el Partido Laborista decidió romper el silencio sobre este tema, decidió empezar a tomárselo en serio, a romper la censura.

Pero ahora, el Estado que tiene mayor población penal es España, así como mayor mortalidad juvenil, que es esencialmente masculina. Si hay temas "tabú", que no se pueden mencionar, tampoco se pueden pensar con eficacia ni, por lo tanto, solucionar.

En muchos casos, ocurre lo que ocurrió con el "Servicio Obligatorio sólo-para-varones": durante 24 años no se pudo mencionar que era incompatible con la Constitución, que prohibe toda discriminación por razón de sexo.

La falta de libertad de expresión implica falta de inteligencia colectiva y, también, corrupción, pues se protege con el silencio.

(1) Durante poco tiempo, pues tuvo que sustituir a Carod Rovira cuando éste se vió obligado a dimitir por haber hablado con ETA.