Fracaso de género: TODOS violadores

En la práctica, y según la experiencia de Edip Rei, la administración española, así como las de la mayoría de las democracias, está formada exclusivamente* por violadores de los derechos y de los Derechos Humanos en particular, especialmente en lo que se refiere a los derechos de los varones respecto a las mujeres.

Aunque nadie hable del caso, esto es especialmente grave para los niños, que no sólo son educados en la violación de sus derechos(*), sino que, en el caso de que presenten problemas particulares en relación con las niñas, estos problemas "no deben resolverse, ni que lo mande la ley, ni aplicarse las leyes que prohiben la discriminación por razón de sexo".

Así, cuando, en 1996, se descubrió que los niños de la ESO (12-16 años) iban peor en TODO que las niñas, la investigación fue secuestrada por la administración y los investigadores despedidos.
Evidentemente, nadie protestó (excepto, tímidamente, los investigadores), pues, según la "corrección política", la violación del derecho a la igualdad de los varones "es" "correcta".

Un socio de Edip Rei fue representante sindical de profesores durante 4 años, por lo que aprovechó para reclamar el rescate de esta investigación secuestrada siempre que pudo. Pero el representante de la administració siempre negó que la Generalitat tiviera nada que ver con ella. Incluso, cuando este representante enseñaba a los presentes la página entera de La Vanguardia en la que aparecía la noticia de dicha investigación, el representante de la administración despreciaba la noticia diciendo displicentemente : -"¡Los periódicos dicen muchas cosas!"

No es necesario decir que ni el resto de representantes de la administración ni los representantes sindicales allí presentes no dijeron nunca nada, ni se interesaron lo más mínimo por el caso, ni personalmente. Ni el hecho de que el socio de Edip Rei hubiera hablado con el prestigioso director de la investigación, Jaume Funes, hizo nunca mella entre los presentes.

Pero, en el año 2000, cuando la administración sí publicó los resultados de otra investigación, resultados mucho más catastróficos, entonces sí que reconoció ¡por fin! la existencia de la investigación y que la habían ordenado ellos mismos (¡¡¡mentirositos...!!!). Pero los representantes de la administración continuaron despreciando los derechos de los chicos insistiendo en que "-No es todavía hora de ayudar a los "hombres", pues las mujeres llevan miles y miles de años oprimidas".

Entonces, Edip Rei elaboró y difundió la hoja de aquí abajo (en catalán), en la que compara el desprecio por los derechos y los problemas de los chicos en España con la actitud que había empezado a tomar entonces Inglaterra, donde ya el problema había "tocado fond", y eran ya el estado europeo con mayor índice de población penal, además de, probablemente, el de mayor conflictividad escolar. Continuaremos la explicación más abajo.

* Hay excepciones, pero tan escasas y ocultas, que es prácticamente imposible encontrarse con ellas por casualidad.
(*) En el sentido que se incita a las niñas a pedir la igualdad, pero se da a entender a los niños: "¡Pobre de ti si la pides también!". La "igualdad" es sólo para las niñas, es una "galantería" de los poderes públicos. ¡Brutal incoherencia educativa!